Notas sobre Sexualidad

Sexualidad
Sexualidad Humana. La Terapia Sexual que emplea Hipnosis, hipnoterapia ericksoniana, terapia breve, terapia cognitiva tanto en el hombre como en la mujer o bien en la pareja
en el Instituto Gubel contamos con herramientas terapéuticas adecuadas para ayudar a superar la disfunciónes sexuales de diferente orden y que cada persona disfrute de una sexualidad plena

¿Terapia Sexual en Buenos Aires? Hacia una vida sexual estimulando las ganas


en buenos aires una terapia cognitiva para recuperar el deseo¿Terapia Sexual en Buenos Aires? A buscar ayuda !!!

 

 

Hacia una vida sexual estimulando las ganas

Mas allá que a veces el aumentar el deseo sexual y la frecuencia parecen fallar y hasta podrían disminuir, no por ello deben dejarse  de lado el tener encuentros sexuales.

Hay que buscarlos ya que de otra manera no vendrán por sí solos: Hay Que Provocarlos !!

El deseo o interés por el sexo como todo anhelo requiere de un estímulo que lo impulse, para lo cual ante la falta o disminución de las ganas es importante:

  • Activar las Fantasías Propias o con la Pareja.
  • Ver cada período de la vida impulsando recursos  para acomodarse a aquellas circunstancias sean o no pasajeras desde, una enfermedad o un duelo hasta el nacimiento de un hijo.
  • Mantenerse activo sexualmente.
  • No tener la exigencia de que un acto sexual  tiene que ser ideal. Lo importante es que el encuentro sea placentero más allá si la pareja llega al orgasmo.
  • Se pueden estimular otras áreas de la vida de la pareja para que los encuentros sean más excitantes

En Buenos Aires desde la Terapia Sexual, que emplea Hipnosis Clinica, terapia ericksoniana, Terapia Breve Cognitiva tanto en el hombre como en la mujer o bien en parejas buscan ayuda con expertos en el tema, es por tal razón que en el Instituto Gubel contamos con herramientas terapéuticas adecuadas para ayudar a superar esta disfunción y  que cada persona disfrute de una vida sexualmente plena.

Lic.  Florencia Tejerina
Instituto Gubel
Buenos Aires – Argentina
Psicoterapias Breves
Hipnosis Clinica
Medicina Psicosomatica

Falta de Deseo: Hacia una Vida Sexual más Activa!!!

 

Aumentar el Deseo: Hacia una Vida Sexual más Activa!!! hacia vida sexual activa en la pareja

Al hablar de sexo debemos tener en claro que la excitación y el placer están relacionados con el primer estadio de la respuesta sexual: el Deseo,  es lo que predispone tanto al hombre como a la mujer, a comenzar o mantener una actividad sexual placentera.

Algunos autores separan deseo sexual y excitación. La excitación esta más relacionada con los cambios físicos y el deseo con la predisposición y ganas de comenzar una relación sexual. Si bien no siempre van de la mano algunas veces el deseo surge después de la excitación y otras veces no existe, pero igualmente se puede mantener un encuentro placentero.

La falta o disminución del deseo más allá de la edad que se tenga, puede producirse por diferentes causas, que deben ser evaluadas por un profesional teneiendo en cuenta los factores que podrían estar interviniendo en esta disfunción.

Si bien el deseo disminuye con la edad. Los orígenes de tal disminución pueden ser causas orgánicas, psicológicas o psicosociales.

Entre las causas orgánicas se encuentran

  • Las alteraciones hormonales. El pico más alto se da en la adolescencia, en la mujer desciende en la menopausia y el hombre en la andropausia.
  • En la mujer hay un descenso en la producción de estrógenos, existen cambios físicos, está en ella la aceptación de estas modificaciones en su ciclo vital y la búsqueda de alternativas para estimular su comportamiento sexual. En el hombre el cambio la baja producción de estrógenos también tiene sus consecuencias.
  • Drogas
  • Efectos secundarios de algún medicamento como betabloqueantes o psicofármacos
  • Enfermedad médica (enfermedades neurologicas, diabetes, hipotiroidismo)

Las causas Psicologicas o Psicosociales son las causas más comunes de inhibición de las ganas.

  • Dolor en las relaciones sexuales
  • Estrés, Problemas Laborales
  • Problemas de pareja
  • Cambios corporales  como el embarazo, aumento de peso, vejez.

 

Lic.  Florencia Tejerina
Instituto Gubel
Buenos Aires – Argentina
Psicoterapias Breves
Hipnosis Clinica
Medicina Psicosomatica

Mejora el sexo con hipnosis ?

Mejora el sexo con hipnosis ?

La hipnosis puede mejorar las relaciones sexuales.

Aunque muchas veces fue cuestionada su base científica, la hipnosis clínica como herramienta terapéutica cobra cada vez mayor protagonismo. Su auge en el Primer Mundo es tal que la Clínica Mayo acaba de publicar un relevamiento sobre su aplicación en los Estados Unidos.

El mismo concluye que “hay importantes evidencias sobre el uso exitoso de la hipnosis en el tratamiento de numerosas patologías”, entre ellas las disfunciones sexuales.

“La hipnosis como tratamiento de las disfunciones sexuales tiene un componente psíquico importante, la inducción a estados de serenidad y relajación es terapéutica en sí misma” , afirma Carlos Malvezzi Taboada, especialista argentino en Psicología Clínica, director del Instituto Gubel de Investigación y Docencia en Hipnosis.

Destruyendo mitos

Varias entidades médicas argentinas que reúnen especialistas en sexualidad humana han notado que en los últimos años se dispararon las consultas sobre sexo. Y aunque el 80 por ciento de los que van a los consultorios son hombres, cada vez hay más mujeres que buscan su plenitud sexual y no acallan sus dudas.

Esto no significa que haya aumentado la prevalencia de estas patologías, sino que los pacientes se animan a consultar más, especialmente gracias a que la mayor difusión en los medios coloca a estos padecimientos como algo socialmente aceptado.

Las disfunciones sexuales abarcan diferentes formas de incapacidad para participar en una relación sexual deseada. Según los casos, se trata de una falta de interés, una imposibilidad de sentir placer, un fracaso en la respuesta fisiológica necesaria para una interacción sexual efectiva (por ejemplo, erección) o una incapacidad para controlar o sentir un orgasmo. Algunos tipos de disfunción se presentan tanto en varones como en mujeres, por ejemplo la falta de deseo sexual.

Click: BBC – Argentinos ensayan con hipnosis como terapia sexual

Click: Diario Perfil – Hipnosis erotica: nuevos modos de vivir experiencias sexuales sin contacto fisico

“Todo tipo de disfunciones se pueden tratar con la hipnosis clínica, excepto las que tienen un componente orgánico irreversible, por ejemplo problemas de erección debido a una diabetes infantil no tratada o en pacientes con problemas neurológicos graves.”

Pero en la mayoría de los casos existe un predominante componente psicógeno que es lo que podemos tratar con esta herramienta de trabajo terapéutica.

Las consultas más frecuentes son por anorgasmia (falta de orgasmo) y eyaculación precoz, en segundo lugar dificultades en la erección y finalmente por dispaurenia (dificultades en la lubricación vaginal)”, detalla el especialista. ¿Pero cómo es que funciona este método que en la actualidad todavía tiene un dejo de misterio? Ya no se entiende a la Hipnosis como una terapéutica de tipo sugestivo impositivo, característica de fines del siglo XIX o principios del siglo XX, y hoy día estrategias más modernas han reemplazado al mítico péndulo de las películas.

En verdad, la hipnosis es un estado de localización de la atención que todos experimentamos cotidianamente, por ejemplo cuando escuchamos una pieza musical que nos agrada mucho, cuando somos acariciados de alguna manera que nos gusta o bajo cualquier situación que nos introduce en un estado de serenidad, distorsión del tiempo y sensación de placer, en la que olvidamos que nos dolía la cabeza (analgesia), por ejemplo.

La hipnosis hoy es entendida como una modalidad comunicacional en la que la persona en todo momento sabe quién es, dónde está, qué está ocurriendo, no pierde la conciencia de tiempo y espacio y ni el sentido de sí mismo. No tenemos posibilidad de tener el dominio sobre el otro como si tuviéramos poderes especiales.

“Nada emana de nuestras manos ni miradas”, aclara el terapeuta Malvezzi Taboada. Durante una sesión de hipnosis se trabaja con sensaciones, imágenes y vivencias generadas a partir de la palabra y del clima del encuentro. “Si la persona no se siente cuidada por el otro aflora la inseguridad y esto influye en los resultados del tratamiento. Al no estar en un estado de vigilia y alerta permanentes no interfieren mecanismos de defensa y el paciente es el gran protagonista, su labor no es pasiva”, advierte el doctor Malvezzi.

Ensayos para el éxito

En realidad, la hipnosis clínica es una herramienta de trabajo dentro de la psicoterapia, no implica nunca que quien se acerca a la consulta será inmediatamente llevado a un trance y al volver de él habrá resuelto mágicamente su problema.

“Muchos pacientes llegan diciendo, vengo para que me hipnotice para tener una ereccion normal y le decimos no. 
Una disfunción eréctil no es lo mismo para todos, hay personas que tienen tanta ansiedad que quieren resolverlo ya mismo, con ellas es muy difícil trabajar, otras son más pacientes y comprenden que las mejorías son graduales. En un 80% de los casos la hipnosis clínica es exitosa” , explíca el director del Instituto Gubel.

La frecuencia inicial es de dos veces por semana, y luego se va espaciando hasta ser quincenal o mensual. ¿Pero qué le ocurre exactamente al paciente durante la sesión de hipnosis?

La sesión incluye un proceso de relajación progresiva, inducción al trance completamente seguro, uso de metáforas y afirmaciones/visualizaciones dirigidas al cambio que queremos hacer, el proceso de reforzamiento y salida del trance. Básicamente, a través de la palabra, el vínculo con el terapeuta y el clima que se genera, el paciente se repliega sobre sí mismo, alcanza un alto poder de concentración sobre sí mismo y un estado de receptividad que le permite escuchar con mucha más atención que la habitual lo que se le dice.

En ese estado de serenidad, el terapeuta realiza propuestas y sugerencias, no interpretaciones, porque no es el fin de la hipnosis, sino lograr el cambio buscado, el descondicionamiento de las pautas que lo llevaron a la enfermedad.

“Siempre la hipnosis trabaja sobre ideas y experiencias positivas. Por ejemplo, en el caso de una disfunción eréctil, se focaliza no en el problema sino que se evocan imágenes y sensaciones relacionadas con situaciones del paciente en las que su sexualidad fue vital y potente.
En otros casos, por ejemplo, el de una eyaculación precoz, se trabaja sobre la prolongación de la duración a través de la distorsión en el tiempo. Si la sensación dura un minuto nos conformamos, pero vamos aumentando gradualmente
” , ejemplifica Malvezzi Taboada.

La ventaja de la hipnosis es que funciona como un ensayo virtual donde el paciente puede liberarse del condicionamiento que lo lleva al fracaso en cada intento real.

Otras veces se utiliza la hipnosis sin hipnosis, es decir, sin llegar a estados extremos de trance, es un diálogo conducido donde el terapeuta intercala ciertas menciones o anclajes que producen directamente un cambio en el paciente.

Es importante aclarar, que la hipnosis permite una llegada rápida y profunda al interior del paciente, pero no es su finalidad trabajar, como lo hacen otras escuelas, sobre interpretaciones que busquen el cómo o el por qué del problema. Su prioridad es producir cambios en el corto plazo, luego el paciente decide si quiere seguir indagando sobre su personalidad.

También puede ser complementaria a otros tratamientos. Más importante todavía es remarcar que se debe acudir a profesionales de la salud especializados en esta estrategia, con certificaciones reconocidas que ameriten su capacidad profesional.

Hipnosis erótica, sexualidad sin contacto fisico

Hipnosis erotica y sexualidad humana

Hipnosis erotica y sexualidad humana

Hipnosis erotica: nuevos modos de vivir experiencias sexuales sin contacto fisico

Perfil

Una tendencia que crece en los estados unidos

Comunidades virtuales dan técnicas para llegar a un estado ‘hipnoide’ que garantiza una forma distinta de placer sexual. El testimonio de un hipnotizador de la Web.

Por Agustina Larrea

 

hipnosis erotica y sexo

En trance. En los Estados Unidos, venden audios, libros y videos para autohipnotizarse y disfrutar.

Es lo que viene: experiencias sexuales sin contacto físico, a través de la llamada “hipnosis erótica”. Aunque en el exterior, sobre todo en Estados Unidos, es una tendencia en alza, en la Argentina este método, por el momento, se usa de manera terapéutica para tratar a pacientes con problemas de inhibición, baja autoestima o disfunciones sexuales.

Pero lejos de la idea tradicional de un hipnotizador al estilo del recordado Tu Sam, o de la imagen más vieja aún de las tétricas experiencias freudianas, la hipnosis de este siglo está vinculada a la tecnología: existen distintas Webs de encuentros hipnóticos sexuales, donde hipnotizadores e hipnotizados se conocen, se venden audios, libros y hasta videos de todo tipo con el fin de erotizar a través de este método.

Según Carlos Malvezzi Taboada, titular del instituto Gubel, el más grande de la Argentina especializado en hipnosis clínica, si bien la hipnosis erótica tal como se la conoce afuera no llegó a nuestro país, aquí ya se tratan distintos tipos de problemas sexuales con esta técnica. “La hipnosis no es una cuestión mágica, no se trata de la posesión de poderes. Es una modalidad comunicacional entre dos personas”, aclara. En sus sesiones, Taboada busca, a través de vías indirectas y de evocaciones, tratar distintas patologías vinculadas con lo sexual. “Siempre hay un acto de alguna manera masturbatorio, porque se pone en juego la imaginación”, explica. Las sesiones con hipnosis duran lo mismo que una terapia tradicional, se pueden hacer en un diván y llegan a extenderse, de cuatro a seis meses.

Hipnosis virtual. Internet es el terreno ideal para la hipnosis erótica. Anonimato, desinhibición y distancia hacen que las personas atraídas por esta práctica se acerquen de inmediato.

A partir de un aviso clasificado, PERFIL se puso en contacto con un usuario que acepta contar su experiencia, pero pide mantener su anonimato y usa un nombre ficticio, Marcelo. El es abogado, tiene 30 años y domina perfectamente el inglés. Es que la mayoría de los sitios de hipnosis erótica son extranjeros y allí se juntan personas de todo el mundo con esta inquietud.

Para ingresar hay que registrarse como “hipnotizador” o como alguien que quiere ser hipnotizado. Marcelo se puso a investigar el tema y así se contactó con algunas comunidades en la Web: “Busco a través de Internet porque sé que este tema es imposible de plantear a una chica que desde el vamos no sienta al menos curiosidad por la hipnosis erótica. En general, chateo con gente distinta. Siempre empiezo con chicas nuevas en la comunidad, les explico de qué se trata y las hipnotizo usando una técnica de relajación progresiva. Normalmente, vuelvo a chatear con ellas tiempo después y hacemos otra sesión, a veces no las encuentro logueadas nunca más. Supongo que algunas satisfacen su curiosidad y listo. Sé que en el sitio alguna gente forma relaciones de largo alcance, y algunas chicas indican quién es su ‘hipnotizador exclusivo’”, aclara.

Sobre cómo es su experiencia cuando hipnotiza, explica: “No creo que pueda describirte lo que se siente durante la hipnosis erótica. Te diría que se siente lo mismo que en cualquier otra circunstancia en la que uno desea y se siente deseado. Ambos deben sentir placer”.

clic lea: Salud Vital Hipnosis Un método cada vez más utilizado Mejora el sexo con hipnosis

 

click lea: BBC Argentinos ensayan con hipnosis como terapia sexual

Respuestas Magicas

“Cada vez hay más prácticas sexuales donde el cuerpo está ausente”, afirma el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff, quien además se desempeña como docente de Sexología clínica en la Universidad de Buenos Aires y coordina su propia página en Internet www.e-sexologia.com.

Según el especialista, el país está “analfabeto en sexualidad humana” y es por eso que se recurre a cualquier tipo de respuesta mágica ante las cuestiones que tienen que ver con el erotismo.

“Internet da para todo, ‘sexo’ es una de las palabras más buscada en Google”, sostiene.

Sobre las prácticas vinculadas con la hipnosis erótica, Kusnetzoff explica: “Lo que en general se produce es una autohipnosis, uno se calienta con lo que lee que le va diciendo el otro. Así entra, por decirlo de alguna manera, en un estado ‘hipnoide’ en el que se puede llegar al orgasmo. En ese caso, la hipnosis es como cualquier actividad onírica”, concluye. Sin embargo, en el consultorio, las preguntas son siempre las mismas: eyaculación precoz, anorgasmia y otras disfunciones”.