Archivo de la etiqueta: aerofobia miedo a volar

Fobias Un miedo Irracional Que Puede Ser Controlado

FOBIAS UN MIEDO IRRACIONAL PERO QUE INQUIETA Y ANGUSTIA 

Tenemos aquí una historia verdadera, como ayuda para superarse en sus temores, Bertrand Piccard, psiquiatra, deportista y navegante de las alturas utilizó la hipnosis como recurso complementario en su entrenamiento.

El aeronauta suizo que dio la vuelta al mundo, no en avión sino en globo, y sin hacer escalas, dice que su aventura es una metáfora de la vida y que para superar sus temores, sus fobias y el miedo a volar y la altura, fue entrenado por un terapeuta especialista, mediante hipnosis.

fobias y tipos de fobia vivir con miedo

fobias miedos como superarlos contacto buenos aires +54 11 4785 4612

 ¿Cómo utilizó el método de la hipnosis?

Lo usamos para dos cosas. Antes del viaje, para prepararnos psicológicamente ante cualquier problema. Bajo hipnosis y  a modo de una realidad virtual, nos ponían en situaciones de peligro y nos indicaban cómo reaccionar para no entrar en pánico y controlar el miedo a volar .
La segunda fue durante el viaje para poder descansar y controlar la claustrofobia. Relajábamos el cuerpo a tal punto que descansaba a pesar de que la mente todavía estaba funcionando. Era como un método para dormir.

A bordo del Breitling Orbiter 3, mezcla de artefacto del pasado y vehículo futurista, el suizo Bertrand Piccard y el británico Brian Jones, concluían una de las últimas hazañas aeronáuticas del siglo XX.

El 22 de marzo de 1999, ante la admiración mundial, el Dr. Bertrand Piccard, médico psiquiatra, descendiente de una dinastía de ilustres científicos suizos que combinaron ciencia,  aventura y superacion de los miedos, nacido en Ginebra en 1958, recuerda con su hazaña a los grandes pioneros de la ciencia Suiza.
Piccard y su compañero británico Brian Jones, también psicoterapeuta, concluían en Egipto, una vuelta al mundo en globo, iniciada 20 días antes en Suiza.
La Federación Aeronáutica Internacional reconoció que aquella hazaña representaba el mayor registro de distancia, velocidad, duración y altitud alcanzado en un vuelo de ese género.

Durante 19 días, 21 horas y 56 minutos, Piccard y Jones volaron por más de 46.000 kilómetros atravesando 30 países, abordo de un globo de 55 metros de altura, 9 toneladas de peso y capacidad para 18.500 metros cúbicos de helio.

La madrugada del jueves fue una pesadilla para Piccard y Jones, se informaba en ese momento. No conseguían contactar con el centro de control, no lograban adentrarse en el Caribe, no podían superar su desmoralización. A sólo dos días de completar la vuelta al mundo sin escalas por primera vez, la situación era crítica. Piccard andaba tan perdido como el Breitling Orbiter 3.
En Ginebra, Suiza alguien tenía la clave. Hipnotizarían por radio a Piccard, le darían un poco de su medicina para que remate la hazaña de volar en un vehículo diferente a un avión. Fue la solución perfecta.

El psiquiatra suizo, acostumbrado a introducirse en la mente de sus pacientes, a estudiar el comportamiento humano y los diferentes niveles de conciencia en situaciones extremas, necesitaba una buena dosis de su tratamiento favorito. «Bertrand habló bajo hipnosis, por radio, con un terapeuta amigo suyo en Lausana y parece que la moral le ha subido mucho», explicaba el meteorólogo Luc Trullemans, quien mantenía un contacto diario con los pilotos.

Especiales NatGeo: Obsesión – Fobias y Panico

Obsesión: Fobias y Panico: Vivir con Miedomiedo y fobia en la natgeo

 

Se trata de la nueva producción original de Nat Geo que presenta de cerca el mundo de las fobias.

El Dr. Carlos Malvezzi Taboada, fue invitado por la producción de National Geographic Channel a participar del programa que trata sobre la hipnosis y los  diferentes tipos de fobias entre ellas el miedo a la muerte, a los roedores o la agorafobia, que aquejan tanto a hombres como a mujeres en todo el mundo.

Sigue leyendo Especiales NatGeo: Obsesión – Fobias y Panico

Agorafobia

La agorafobia produce un fuerte sentimiento de angustiaLas personas con agorafobia suelen tener un fuerte sentimiento de angustia, miedo y ansiedad en cualquier lugar público, especialmente cuando salen a las calles o deben realizar viajes en subterráneo, colectivos o trenes…

¿Se imagina usted vivir constantemente con miedo al miedo? ¿Se imagina no poder salir de su casa por sentir temor a determinados lugares, o quizás por la simple idea de sufrir un ataque de pánico y estar sólo?

Sigue leyendo Agorafobia

Ataques de Panico | Ansiedad Fobias | Tratamiento Psicologico

 

Generación F

Crece la Generación F: cada vez más jóvenes sufren fobias y ataques de pánico

 

Perfil

Ataques de Pánico – Fobias

 

Estos trastornos de panico y fobias afectan a más del 20% de la población, especialmente a los jóvenes y las mujeres. En ese sector, las cifras trepan hasta el 34 %, por lo que en algunos círculos profesionales ya se habla de la Generación F (por fóbicos). Los síntomas son, entre otros, ahogo, hiperventilación, miedo, y angustia, y están relacionados a la sobreexigencia y la hiperestimulación. Julieta Prandi y Mariela Montero, de GH, cuentan sus padecimientos.

Según varias entidades especializadas, entre ellas el Instituto Gubel, más del 20% de los argentinos padecen trastornos de ansiedad y esa franja de edad representa el 34% de los pacientes de la Fundación Fobia Club. A su vez, las mujeres lo sufren más que los hombres. Estudiantes universitarios y profesionales precoces ya reciben la denominación de Generación F (por fóbicos) en algunos circuitos de la psiquiatría. Casi como una categoría cool asociada a tendencias, comportamientos y hábitos nuevos.

Desesperanzados, con la vacilación a cuestas y el temor a perderlo todo (pareja, trabajo, estudio, amigos), los jóvenes se convirtieron en el grupo que más consultó en los últimos seis años.

 

ATAQUES DE PANICO EN ADOLESCENTES Y NIÑOS

 

WWW.PERFIL.COM
2007-06-10 – Alejandro Czerwacki

Cuáles son las fobias más insólitas

Desde el miedo a los botones hasta el rechazo a viajar en el colectivo 17

¿Cómo se pueden curar?

08.08.2005


Hay personas que desarrollan fobias, pánico a objetos comunes, animales o situaciones cotidianas. Y no pueden ni hablar de ellos. Los especialistas tienen registradas más de 6.500 fobias diferentes.

Los relatos traslucen un dejo de vergüenza. Es que no es fácil hablar de ciertas cosas: “Con sólo verlos… se me pone la piel de gallina. No puedo soportarlo, y cuanto más grandes son, peor me siento”. Marcos se estremece al contar la historia: tiene fobia a los botones . ¡Ni siquiera puede nombrarlos! A veces puede reemplazar la palabra por “tecla”, como en el control remoto. Pero no usa camisas, chombas, y no deja que su mujer use sacos.

También están quienes confiesan tener taquicardia ante un sapo, vomitar en forma incontenible ante la sola idea de entrar a un subte o sufrir calambres de brazo días antes de una extracción de sangre. Suena raro, hasta gracioso. Pero en verdad puede ser dramático.

Las llamadas fobias específicas están contempladas en el Manual de los Trastornos Mentales de la American Psychological Association. Se trata del temor extremo a un objeto o situación específica , y quien lo padece puede sufrir un ataque de pánico si se expone a él. Los especialistas estiman que puede afectar, en algún momento de la vida, al 10% de la población . Es el tipo de fobia más común tras la fobia social (el temor extremo a ser juzgado por otros o a portarse en forma que pueda parecer ridícula).

“Se han registrado 6.596 fobias”, dice Adriana Carabajal, presidenta de Fóbicos Anónimos. “Hay tantas como objetos existen. La persona deposita su angustia en un objeto y como siente un miedo irracional, actúa en forma evasiva”, explica. Habla de fobias a muñecos, bombitas de luz, aves, perros y hasta… ¡sillones rojos!

El psiquiatra Alfredo Cía, presidente de la Asociación Argentina de Trastornos de Ansiedad, da la clasificación: animales (insectos, aves, perros); ambientales (altura, oscuridad, tormentas); sangre y heridas (eventos médicos); situacionales (ascensores, túneles, subtes, cines).

“Hay situaciones traumáticas que predisponen a una fobia”, señala Cía. Si alguien tuvo un accidente de auto, es probable que desarrolle pánico a manejar. O que si sus padres padecieron una fobia, él también la sufra porque el comportamiento se asimila.

“No soporto los anillos, las cadenas, las pulseras. Me provocan una repulsión inexplicable “, dice Marcelo, quien asegura haber perdido mujeres por ello. Cía dice que a veces los objetos no son la causa sino que se los relaciona con una situación traumática, y funcionan como disparadores.

El psicólogo Gustavo Bustamante, vicepresidente de Fobia Club, habla de “cadenas asociativas”. Y cuenta el caso de quien no podía tomar el colectivo 17 porque pasa por Recoleta (donde está el cementerio, los muertos). Al ver el colectivo sentía náuseas, mareos, taquicardia. “Hay gente que convive años con estas fobias y consultan sólo si perturban su calidad de vida”, dice.

El presidente del Centro Ima, el psiquiatra Enzo Cascardo, asegura que el 30% de sus pacientes se atiende por fobias específicas. Y recurre a una frase popular: “El que se quema con leche ve una vaca y llora”. Es decir, ante ciertos objetos, situaciones o lugares, la persona siente una gran angustia por anticipado.

Para Carlos Malvezzi Taboada director del Instituto Gubel, estas fobias en general surgen en la infancia, están latentes y en algún momento se desencadenan. Teorías del origen: la psicoanalítica (el temor patológico es por un traumatismo sufrido y olvidado); la cognitiva (es un mecanismo de reacción arcaico, que antes fue útil); del aprendizaje (el temor, aprendido, se asocia a una situación de riesgo).

A diferencia de otras fobias, la cura es sin medicamentos . Se enfrenta a la persona con el objeto o la situación que lo perturba. Es la terapia cognitivo conductual, y según los especialistas, se desarrollan habilidades para evitar que aparezca la fobia y la  ansiedad. Hay simulaciones y dramatizaciones. “El fóbico sobreestima la consecuencia negativa del objeto, y subestima la propia habilidad para enfrentarlo”, dice Cía. “El fin es separar el miedo del objeto”, apunta Cascardo. Y todos coinciden en que en pocas sesiones desaparece el problema.

http://www.clarin.com/diario/2004/11/13/sociedad/s-04615.htm