Fobias Un miedo Irracional Que Puede Ser Controlado

FOBIAS UN MIEDO IRRACIONAL PERO QUE INQUIETA Y ANGUSTIA 

Tenemos aquí una historia verdadera, como ayuda para superarse en sus temores, Bertrand Piccard, psiquiatra, deportista y navegante de las alturas utilizó la hipnosis como recurso complementario en su entrenamiento.

El aeronauta suizo que dio la vuelta al mundo, no en avión sino en globo, y sin hacer escalas, dice que su aventura es una metáfora de la vida y que para superar sus temores, sus fobias y el miedo a volar y la altura, fue entrenado por un terapeuta especialista, mediante hipnosis.

fobias y tipos de fobia vivir con miedo

fobias miedos como superarlos contacto buenos aires +54 11 4785 4612

 ¿Cómo utilizó el método de la hipnosis?

Lo usamos para dos cosas. Antes del viaje, para prepararnos psicológicamente ante cualquier problema. Bajo hipnosis y  a modo de una realidad virtual, nos ponían en situaciones de peligro y nos indicaban cómo reaccionar para no entrar en pánico y controlar el miedo a volar .
La segunda fue durante el viaje para poder descansar y controlar la claustrofobia. Relajábamos el cuerpo a tal punto que descansaba a pesar de que la mente todavía estaba funcionando. Era como un método para dormir.

A bordo del Breitling Orbiter 3, mezcla de artefacto del pasado y vehículo futurista, el suizo Bertrand Piccard y el británico Brian Jones, concluían una de las últimas hazañas aeronáuticas del siglo XX.

El 22 de marzo de 1999, ante la admiración mundial, el Dr. Bertrand Piccard, médico psiquiatra, descendiente de una dinastía de ilustres científicos suizos que combinaron ciencia,  aventura y superacion de los miedos, nacido en Ginebra en 1958, recuerda con su hazaña a los grandes pioneros de la ciencia Suiza.
Piccard y su compañero británico Brian Jones, también psicoterapeuta, concluían en Egipto, una vuelta al mundo en globo, iniciada 20 días antes en Suiza.
La Federación Aeronáutica Internacional reconoció que aquella hazaña representaba el mayor registro de distancia, velocidad, duración y altitud alcanzado en un vuelo de ese género.

Durante 19 días, 21 horas y 56 minutos, Piccard y Jones volaron por más de 46.000 kilómetros atravesando 30 países, abordo de un globo de 55 metros de altura, 9 toneladas de peso y capacidad para 18.500 metros cúbicos de helio.

La madrugada del jueves fue una pesadilla para Piccard y Jones, se informaba en ese momento. No conseguían contactar con el centro de control, no lograban adentrarse en el Caribe, no podían superar su desmoralización. A sólo dos días de completar la vuelta al mundo sin escalas por primera vez, la situación era crítica. Piccard andaba tan perdido como el Breitling Orbiter 3.
En Ginebra, Suiza alguien tenía la clave. Hipnotizarían por radio a Piccard, le darían un poco de su medicina para que remate la hazaña de volar en un vehículo diferente a un avión. Fue la solución perfecta.

El psiquiatra suizo, acostumbrado a introducirse en la mente de sus pacientes, a estudiar el comportamiento humano y los diferentes niveles de conciencia en situaciones extremas, necesitaba una buena dosis de su tratamiento favorito. «Bertrand habló bajo hipnosis, por radio, con un terapeuta amigo suyo en Lausana y parece que la moral le ha subido mucho», explicaba el meteorólogo Luc Trullemans, quien mantenía un contacto diario con los pilotos.