Insomnio: un síntoma que puede evitarse

Tips para conciliar el sueño

El insomnio síntoma que provoca desgaste en el organismo cuando es persistente, debido a que imposibilita la función estabilizadora del dormir, tan importante para el organismo.

Es esa dificultad para conciliar el sueño al acostarse, despertarse frecuentemente durante la noche o interrumpir el sueño definitivamente durante la madrugada.

Esto impide la recuperación que el cuerpo necesita durante el descanso nocturno, pudiendo ocasionar somnolencia diurna, sensacion de cansancio, baja concentración e incapacidad para sentirse activo durante el día.

Para tratar de controlar este síntoma, los especialistas han ensayado diferentes tratamientos.

En la actualidad algunos profesionales prefieren comenzar por las medidas físicas, como la supresión del ciclo de sueño durante más de 24 horas, ejercicio que obliga al organismo a estabilizar sus funciones. Pero desde la psicologia la terapia cognitiva tambien propone el tratamiento del insomnio, mediante cambios y  modificaciones cognitivas en el ritmo sueño vigilia.

La alimentación también es tomada en cuenta. Existen sustancias que pueden mantener la vigilia, por ejemplo, el café, el té, el consumo de drogas como el tabaco, el alcohol, son causas frecuentes de insomnio en la población.

La práctica de ejercicios físicos es importante, debido a que dan al organismo una sensación de agotamiento, que favorece el sueño.

Además, es conveniente que las personas tengan pensamientos positivos cerca de la hora del dormir, evitar rumiar ideas que puedan crear malestar emocional y aprender cómo manejar adecuadamente el estrés, estrategias que se pueden aprender para facilitar un sueño reparador.

Los fármacos solo deben ser indicados por el facultativo, cuando sea estrictamente necesario, debido a la dependencia que puede crear el consumo abusivo de los mismos.

En relación con la higiene del sueño, se sugiere que la habitación se encuentre en penumbra, no totalmente oscura, ventilada, sin ruidos que puedan despertar al durmiente. El baño con agua tibia antes de la hora de dormir puede inducir el sueño.

Después de 20 minutos de haber depositado la cabeza en la almohada, la persona debe haber quedado dormida, si no fuera así, se recomienda que se levante y realice alguna actividad que le distraiga, pero no es conveniente que se produzca una lucha contra el sueño, que es en definitiva un aliado de la salud mental.

 

 

25/3/2007