Terapia regresiva hipnosis clinica, vidas pasadas

hipnosis regresion terapia regresiva vidas pasadasHIPNOSIS REGRESIVA  - ¿VIDA ANTES DE LA VIDA?

Una nota con Edelmi Griva
“Decidí investigar la técnica de regresión y pude ampliar el conocimiento de la personalidad no sólo hasta el área de la memoria prenatal, sino también la memoria precorporal e, inclusive, la memoria de vidas pasadas”

Fuente: Revista Nexo Profesional Publicación Interdisciplinaria en Salud Mental
Vol I, Nº 1, 1992, Bs. As. Argentina Pg. 6/8
Inst. Gubel Buenos Aires – Argentina +54 11 4785.4612

El Dr. Edelmi Griva es psicólogo, de los primeros graduados en Argentina, en la Universidad Nacional de Rosario, en 1963.

“En realidad, mi interés original era el estudio de la conducta animal, que terminó por derivarme a la Psicología”, explica. Su gestión al frente del Centro de Investigaciones de Fauna de la Universidad de Rosario –entre 1972 y 1976- da cuenta de esta pasión.

Pero su desarrollo profesional trasciende en mucho esta especialidad. Ejerció la terapia clínica con encuadre psicoanalítico durante varios años. “Pero pronto me di cuenta de que no soportaba el consultorio”. Entonces, decidió acepta la propuesta formulada por el Dr. Arturo Illia, quien lo convocó para hacerse cargo de la problemática indigenista del país. “Las culturas indígenas habían despertado mi interés ya muchos años atrás –en varias oportunidades pasé breves períodos en comunidades aborígenes del Chaco-. Al hacerme cargo de mi función, planteé la necesidad de realizar un relevamiento de la población autóctona del país y dirigí el primer Censo Indígena Nacional Argentino, que reveló, entre otras muchas cosas, la subsistencia de la comunidad Cainguá de Misiones, cuya extinción se había dado ligeramente por supuesta”.

En 1970 Griva se trasladó a México donde, becado por el Instituto Indigenista Interamericano, transitó una experiencia enriquecedora. “El reservorio de altas culturas indígenas de México es superior al de cualquier otro país de América, con excepción de Perú. Por cierto, las investigaciones sobre el tema están también notoriamente más avanzadas”, relata.

Con esta vasta trayectoria en clínica psicoanalítica y etnopsicología, en 1982 el Dr. Griva tomó contacto, por primera vez, con el método de las regresiones. Tras superar sus propias resistencias personales, profundizó concienzudamente en esta disciplina. Actualmente, siendo docente en la especialidad en la Universidad Autónoma de Baja California, admite con naturalidad y cierto sentido del humor la reticencia de muchos de sus colegas psicólogos frente al estudio de vidas pasadas.

- ¿En qué circunstancias incursiona en la investigación de la técnica de regresión?

- Mi primera experiencia en terapia regresiva o de vidas pasadas se produjo en Baja California. Había vuelto a ejercer, después de varios años, el psicoanálisis, como resultado de la insistencia de pacientes y colegas (entonces existía un completo vacío de representantes del psicoanálisis, como consecuencia de la predominancia del conductismo). En esta segunda etapa, corroboré lo que ya había observado, años atrás, con respecto a los resultados del tratamiento psicoanalítico: confirmé su efectividad, pero también la lentitud de este tipo de terapias en lo que hace a la resolución de los problemas puntuales que traen al paciente al consultorio. Por eso decidí iniciar la búsqueda de terapias alternativas.

- ¿Qué contradicciones surgieron, en este primer contacto con el método de las regresiones, entre su formación académica y la naturaleza mixta –científica y esotérica- de esta disciplina?

- El método de Vidas Pasadas con técnicas de estado alfa era un mundo nuevo para mí, sobre el que nada había leído en la facultad de Psicologia ni de Antropologia. Aceptarlo suponía atentar contra el paradigma en que se basaba la comunidad cientifica psicologica, y en el que se basaban mis propias convicciones: “no puede hacer conciencia sin desarrollo del cerebro. Es imprescindible el desarrollo cerebral para el posterior acceso a una memoria concreta”. Me fue muy dificultoso renunciar a esta certeza.

Durante el primer tratamiento abordado en forma conjunta con quien considero mi maestro metafísico, la paciente pudo recordar sucesos remotos de su vida que yo desconocía por completo, a pesar de que llevábamos un año y medio de terapia psicoanalítica. Incluso logró describir con lujo de detalles un accidente que sufrieron sus padres en la carretera, cuando ella tenía ocho meses de gestación. La madre de mi paciente confirmó la mayoría de los datos. Entonces, me quedaban dos opciones: negar lo sucedido explicándolo como una llamativa coincidencia, o aceptar que estaba frente a un camino por recorrer, que cuestionaba las bases mismas de mi propia vida. Decidí investigar la técnica de regresión, y pude ampliar el conocimiento de la personalidad, no sólo hasta el área de la memoria prenatal sino también la memoria precorporal e, inclusive, la memoria de vidas pasadas.

- ¿Cuál es el efecto terapéutico de la aplicación de esta técnica?

- El proceso terapéutico implica etapas. En la primera se enfocan los aspectos clínicos que motivaron la consulta. A través de técnicas de regresión, se procura rastrear en la memoria, que reconstruye episodios remotos y aún correspondientes a vidas anteriores, el origen de los problemas que se manifiestan en el presente. En ocasiones, se comprueba que una dolencia física localizada o una afección emocional responden, en realidad, a traumatismos, lesiones o conflictos sufridos en vida intrauterina o en vidas pasadas. Una vez circunscriptas las causas, se trata al paciente con diversas técnicas: simbolismo junguiano, bioenergética o neuro-lingüística, por ejemplo.

La segunda etapa apunta a visualizar las virtudes desarrolladas por el paciente en vidas anteriores. Se le recuerda al alma lo que ya aprendió, y se recuperan estas aptitudes para actualizarlas y ampliarlas.

El último paso se da en grupos de meditación, orientados en una temática metafísica. Cuando el paciente alcanza una imagen clara de su sentido y destino en la vida, y cuando ha logrado concretar la figura de su guía espiritual interno, ya no necesita al terapeuta. El tratamiento ha terminado.

- El proceso que describe tiene poco que ver con la terapia psicológica curricularmente aceptada. ¿Cómo convive con la psicología académica, desde su posición de terapeuta de vidas pasadas?

- Las comunidades científicas siempre terminan por transformarse en logias. Sus miembros firman tácitamente un pacto de lealtad que están obligados a cumplir. Quien tenga la audacia de enunciar una hipótesis que atente contra la unidad conceptual del grupo, quedará inexorablemente expulsado. El caso de Darwin ilustra claramente esto que afirmo. Su manuscrito de “El origen de las especies”, fechado en 1832, permaneció durante treinta años a la sombra. El vislumbraba las consecuencias de la publicación de este texto, que cuestionaba profundamente el paradigma creacionista en vigencia.

En nuestra especialidad, también se guarda secreto sobre muchos de los descubrimientos logrados. Los resultados de tratamientos e investigaciones se comentan sólo en círculos muy selectos.

- A nivel oficial, ¿se ha adelantado algún tipo de investigación sobre la materia?

- No hay ningún tipo de expedición explícita sobre esta disciplina. Por otra parte, estoy convencido de que no prosperaría ningún intento de estudio del tema a nivel oficial. Sin duda, el CONICET respondería burocráticamente con evasivas del tipo “no se dispone de fondos” si yo solicitara apoyo para el desarrollo de investigaciones en este campo. Y, seguramente, la propuesta jamás llegaría al ámbito de discusión del comité evaluador.

El método terapéutico de regresiónes a Vidas Pasadas sigue sumando y suscitando cuestionamientos científicos y filosóficos.

El Dr. Edelmi Griva ha dedicado, en los últimos 10 años, enormes esfuerzos de investigación a la disciplina. La cultiva con profunda convicción. “Mi certeza sobre su efectividad es absoluta. No me afectan los ataques contra mi especialidad. Los calificativos de `manosanta´, `curandero´ y `chanta´ ya se han vuelto familiares para mí”, afirma.

Fuente: Revista Nexo Profesional Publicación Interdisciplinaria en Salud Mental
Vol I, Nº 1, 1992, Bs. As. Argentina Pg. 6/8
Inst. Gubel Buenos Aires – Argentina +54 11 4785.4612