Procrastinación Que es procastinación

Procrastinación o Procastinación la tendencia a dilatar, a postergar o a dejar para más tarde

Procrastinación o Procastinación como también la denominan, es la tendencia que padecen algunas personas en forma sistematica a dilatar, a postergar, a posponer, a dejar para más tarde, a dejar para mañana… a aquellas tareas, compromisos o actividades que deberian hacer y que tendrian necesaria y convenientemente que ser realizadas en ese momento o en un tiempo determinado y que no admiten ni hay necesidad real y objetiva para posponerlas. Tareas estas que son reemplazadas por otras actividades mas irrelevantes pero transitoriamiente mas placenteras de realizar.

El término Procrastinar o Procastinación, deriva del latín pro- (adelante) y crastinus (relacionado con el mañana).

La Procrastinación afecta a diferentes perfiles, tanto al ejecutivo que aplaza una y otra vez una reunión porque la prevee conflictiva, como al estudiante que aplaza indefinidamente el estudiar para sus exámenes, y cada vez más se está convirtiendo en un serio de problema psicológico que afecta el bienestar y la salud mental y en consecuencia afecta tambien la salud emocional y social de una comunidad, como el buen perfil de rendimiento en la actividad laboral.

La procrastinación es un fenómeno que presenta un grado de complejidad que en ocasiones resulta difícil de analizar, sea tanto por las complicaciones que se presentan para identificar sus orígenes como así tambien las multiples variables causa efecto que interactuan y se retroalimentan o potencian entre sí.

En la actualidad, es muy común escuchar frases típicas ligadas a la dilacion en las cuales las personas procrastinan: “El lunes empiezo el gimnasio”, “En julio rindo el final”, “La semana que viene empiezo la dieta”, “después de comer lo hago…” etc…

¿Qué es lo que lleva a una persona a procrastinar o a la procastinacion?

La respuesta a esta pregunta es muy amplia, diversa y compleja. Algunas de las causas o los motivos que llevan a que una persona a procrastinar son:

• La autoduda , es decir, la escasa confianza propia de lograr éxitos. A todo ser humano le produce satisfacción el alcanzar las metas que se imagina, por lo tanto, el temor al fracaso, a no lograr los objetivos propuestos es una de las causas que lleva a la persona a postergar.

• La depresión . El estado letárgico es uno de los síntomas claves de la depresión. Este estado, entre otras cosas, induce a que, si bien hay tareas que deben realizar, la persona las sustituye por otras irrelevantes que le proporcionan un placer más instantáneo pero también más superficial y de relativamente escasa duración.

infografia del ciclo de la postergacionun poco de humor es un buen ingrediente dentro de la psicoterapia

• Aquellas personas de perfil perfeccionista también son propensos a la procrastinación, ya que temen o les causa angustia el pensar que no podrán lograr la perfección deseada en sus proyectos.

• Quienes sufren baja tolerancia a la frustración, postergan debido al temor sufrido.

• Procrastinador por autoconfianza. El exceso de autoconfianza es otra causa de la procrastinación.

Quienes son muy seguros de sí mismos distorsionan la percepción del tiempo, creyendo que son capaces de lograr sus tareas en un lapso muy corto, por lo tanto más tarde entran en desesperación, lo cual puede conducir al estrés, a la depresión, etc…

Como la mayoría de tareas se suelen encomendar con tiempos de realizacion normales, promediados, el procrastinador por autoconfianza siente y piensa que tiene tiempo de sobra para hacerla. De este modo decide él mismo que está aburrido, y pasa a ocuparse de otras tareas que no son prioritarias y quizás ni siquiera útiles para su vida, pero que le proporcionan placer.

• Hay quienes están constantemente generando ideas, lo cual los conduce a procrastinar constantemente, ya que la última idea los atrae más que la anterior, por ser más nueva y novedosa.

En un primer momento, el procrastinador no dirige demasiada preocupación en lo que está postergando, debido a que aún posee la creencia de que realmente hará lo que está posponiendo.

Más tarde se siente más ansioso; luego se miente a sí mismo diciéndose que aún tiene tiempo para realizarlo.

Finalmente el sujeto cae en desesperación.

Veamos un ejemplo: un estudiante frente a un examen final. Al principio no se preocupa ya que aún le queda tiempo para empezar a estudiar… Mientras el tiempo avanza, ya se encuentra a tres semanas del examen y el estudiante no logró avanzar aun, por lo que su ansiedad aumenta, comienza a preguntar a sus compañeros si ya empezaron a estudiar, si es muy difícil, etc… y sigue sin comenzar a estudiar, pero cree que posee el tiempo necesario para preparar su materia. Finalmente, el estudiante está a dos días del examen y no está preparado para el mismo, por lo cual decide rendirlo en la próxima fecha: está procrastinando.

Básicamente existen dos categorías de procrastinación:

Procrastinación de mantención: refiere a la postergación de las tareas cotidianas, por ejemplo, la limpieza de la casa, el pago de las cuentas, etc… Es aquí donde la persona es invadida por sentimientos de ineficiencia personal, ya que vive de una manera desorganizada.

Procrastinación de autodesarrollo: tiene lugar cuando las personas, por ejemplo, postergan la solución de problemas personales, dilatan las actividades recreativas en su tiempo libre, etc… Esta clase de procrastinación afecta a los proyectos y objetivos fundamentales de la vida propia de cada persona.