Hipnoterapia. Hipnosis clinica cognitiva

el horizonte como simbolo del camino de la vida y la terapia cognitiva

Hipnoterapia. Hipnosis Clinica Cognitiva Terapia Individual Psicoterapia Grupo Psicoterapia de Pareja

El valor terapéutico de la  hipnosis, merece la atención de los médicos prácticos, pues permite obtener, en determinados casos, curaciones más amplias, con mayor sencillez de procedimientos.

José Ingenieros

Estamos sumergidos, en una multitud de escuelas, terapias, sistemas y filosofías consideradas como procedimientos psicoterapéuticos, sin olvidar los centenares de psicofármacos utilizados para ese mismo fin. En este tercer milenio la hipnosis clinica cognitiva , esta legendaria dama de la medicina, obtiene vigencia y reconocimiento actual por parte de los medios científicos y académicos. Debemos tener en cuenta que profesionales médicos, psicólogos y también pacientes en todo el mundo, se han visto beneficiados con su adecuado empleo, debido al buen desempeño terapéutico en el tratamiento de trastornos tanto físicos como psicológicos, en diferentes areas de aplicacion terapeutica de la hipnosis y su extension cognitiva -ver áreas de intevención de la hipnosis – En psicología, la técnica hipnótica permite de manera clara y precisa comprobar y verificar leyes; y mecanismos de la enfermedad psicosomática y psíquica. La Hipnosis, como forma de conducta natural ha existido desde los orígenes mismos de la humanidad, con diferentes nombres a través de los tiempos, por cierto, pero siendo siempre un mismo fenómeno psiconeurofisiológico. Hoy es entendida como un modo, un estilo comunicacional, un estado de receptividad específico y como una predisposición cognitiva a utilizar y optimizar los propios potenciales de modificacion cognitiva que cada persona posee. Siempre hemos sostenido que la Hipnosis Clinica es una técnica por intermedio de la cual pueden realizarse tratamientos psicoterapéuticos , pero no es un método terapéutico en sí mismo. La hipnosis, para muchos, parece tener una finalidad muy simplificadora de ese arte o técnica que es la psicoterapia. Esta sobresimplificación es un grave error que en mucho ha perjudicado a la hipnología y la hipnoterapia. Las investigaciones actuales nos permiten valorar a la hipnosis como una terapeutica que facilita los cambios necesarios para favorecer una apropiada y beneficiosa modificacion cognitiva contando con alto grado de aceptacion y validacion academica y cientifica. Sabemos que para llegar a una meta realmente terapéutica es necesario la puesta en movimiento y la acertada estimulación de las fuerzas madurativas de la personalidad. Sin un Yo maduro y fuerte, no es posible elaborar los conflictos del pasado, ni las exigencias del presente, y con ello poder encaminar la búsqueda hacia una estable y adecuada salud mental. Donde la hipnosis tiene su más amplio campo de labor es en su utilización dentro de la práctica psicoterapéutica. Por supuesto con un criterio muy alejado de la supresión de síntomas mediante “omnipotentes” fórmulas de un hipnoterapeuta poco formado en psicología profunda, formulaciones tales como “No tendrá más insomnio”, “dejará de beber o fumar porque eso es dañoso para su salud”, ” tendrá satisfacción sexual ” , “a partir de hoy ya no comerá con exceso”, “no se sentirá más angustiado y podrá ser feliz”. Estas ingenuidades no conducen a nada y son las responsables de que en ciertas épocas haya sido considerada ineficaz la hipnosis. Una impotencia, frigidez o disfuncion sexual, un cuadro de angustia crónica, una sintomatología funcional, o cualquier otro problema cuyos síntomas hubiesen sido suprimidos hipnóticamente, si bien pueden mejorar espectacularmente al paciente, difícilmente logran hacerlo totalmente apto para una vida más o menos feliz en otros aspectos de su existencia. Suprimir un síntoma no es curar verdaderamente. El psicoterapeuta que conoce acerca de estrategias en psicoterapia, cuando se vale de las técnicas hipnóticas transita por una senda diferente. Comienza por conocer a fondo a su enfermo e ir elaborando en las entrevistas preliminares un adecuado perfil. El querer curar mucho y rápido, suele ser más frustrante y riesgoso, que el guardar expectante, incentivadora y comprometida paciencia. El estudio de la biografía personal y ambiental del paciente, los aspectos biopsicosociales, sus frustraciones y metas existenciales, sus fantasías del modo de estar sano y como vive su enfermedad, permiten al especialista inicialmente tener un panorama presuntivo de que es lo que verdaderamente sucede, y recién luego, entonces establecer, con la incorporación de hipnosis, el donde, como y que, ayudar a buscar o cambiar, para facilitarle el reencontrarse con una mejor realidad de su pasado y un más adecuado presente, con clara orientación hacia el futuro. Sabemos que el elemento más importante en toda curación lo constituye, en buen grado, una buena relación medico-paciente o terapeuta-paciente, y que el juego dinámico vincular – transferencial es el eje fundamental de toda terapia exitosa. Si el terapeuta se vale única y exclusivamente del estado hipnótico o de la hipnosis para la realización del tratamiento, este se desarrollaría en una etapa de la conciencia que no es la más conveniente para una clara comprensión de aquellas vivencias o hechos biográficos que motivaron el conflicto. La hipnosis, como técnica exploratoria del psiquismo conciente o inconsciente suelen tener en ciertos casos una fidelidad casi radiográfica o más bien ecográfica para investigar hechos reprimidos o deformados defensivamente en la mente de quien nos solicita ayuda. Entendemos que para un cambio profundo y duradero no es suficiente una obsesiva disección de la biografía del enfermo, sino que son las circunstancias existenciales y la cosmovisión de la vida, lo que cuenta como ejemplo terapéutico eficaz, para aliviar o superar sus dolencias y aflicciones. Sostenemos que ninguna psicoterapia es válida si está basada en un monólogo , tanto sea este por parte del paciente como del terapeuta.

Busca y encontrarás, lo que no se busca permanece oculto…. Sófocles

Hipnosis Clinica Cognitiva Terapia Ericksoniana

“La Hipnosis constituye una metodología científica y eficaz para la comunicación de ideas y comprensiones, para el desencadenamiento de reacciones psicológicas y fisiológicas conducentes a la salud y el bienestar del individuo, y para los procedimientos educativos, tan necesarios para el logro de la cooperación del doliente. No se hace uso de la hipnosis en o para una enfermedad, un procedimiento o un estado. En cambio, se emplea en relación a un paciente y sus necesidades, como una metodología de notable utilidad para desencadenar potenciales de comportamiento y de reacción existentes en el paciente, pero generalmente no reconocidas ni utilizadas. La Hipnosis no es una escuela de pensamiento, ni una interpretación teórica del comportamiento humano. Mas bien es un estado especial de conciencia que ha existido y se ha manifestado diariamente desde que existe la raza humana. Por tratarse de un estado de conciencia, ha sido difícil de reconocer y definir. Se necesitó del desarrollo de la Psicología como ciencia para permitir un reconocimiento abierto y generalizado de la hipnosis como un fenómeno natural que puede servir a la humanidad para el logro de una comprensión del funcionamiento humano…”

Milton Erickson
Fuentes: Instituto Gubel Asistencia, Investigacion y Docencia en Hipnosis, Psicoterapias Breves y Medicina Psicosomatica Carlos Malvezzi Taboada Milton Erickson