Depresión el Estado Depresivo y sus Sintomas

 depresion-estado-depresivo-sintomas-La Depresión y el Estado Depresivo: Los Síntomas

¿Quién no sintió algunas veces con tristeza con depresión, desmotivado y sin ganas de hacer las actividades del día ? La mayoría de las personas pasan por estados de tristeza o de ánimo deprimido, caído, pero por un corto período de tiempo y luego vuelve a ser como siempre.

¿El Estado Depresivo  puede tratarse con Terapia?
Debido a que los períodos de tristeza son aspectos inherentes de la experiencia humana, es que puede resultar a veces dificultoso darse cuenta si se está atravesando por una depresión.

Una depresión clínica se diferencia de una experiencia de tristeza normal por su intensidad y duración, además interfiere en la capacidad de funcionamiento de la persona que la padece. Asimismo esta conlleva diversos síntomas psicológicos y físicos.

El DSM (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders) clasifica a los fenómenos y estados depresivos como Trastornos del Estado de Ánimo, ya que se caracterizan por marcadas desviaciones del estado de ánimo.

Los criterios del DSM-IV indican que se trata de un estado de ánimo deprimido, triste , desesperanzado en extremo la mayor parte del dia y que dura al menos dos semanas, acompañado por una marcada perdida de interés y de la capacidad de disfrutar y experimentar placer en casi todas las actividades de la vida.

También Presenta síntomas cognitivos y emocionales como visión negativa de si mismo, del mundo y del futuro, sentimientos de inutilidad o culpa, indecisión, pensamientos de muerte, ideación suicida, y síntomas físicos o fisiológicos como alteraciones del sueño, cambios significativos en el apetito y en el peso, disminución notable de la energía, cansancio y fatiga, cambios psicomotores como agitación o enlentecimiento y dificultades en la concentración.

El grado de incapacidad asociado a un episodio depresivo mayor es variable, pero hasta en los casos de depresion leve  o un estado depresivo leve ligado a la ansiedad, se presenta un malestar significativo, deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad de la persona que lo padece y esta deprimido.

Durante ese estado se pueden hallar síntomas y trastornos mentales asociados: llanto, irritabilidad, rumiaciones obsesivas, ansiedad, fobias, crisis de angustia, preocupación excesiva por la salud física, fibromialgia, quejas de dolor, problemas en la actividad sexual, problemas en las relaciones interpersonales, tristeza profunda, problemas laborales, problemas escolares, abuso de alcohol y otras sustancias.

La consecuencia más grave de un episodio depresivo mayor, es la tentativa de suicidio o el suicidio consumado.

En estos episodios el estado depresivo puede ser leve, moderado, mayor o reactivo y van precedidos, muchas veces, de algún evento de estrés psicosocial como la muerte de un ser querido, una separación matrimonial, perdida del trabajo o del sostén económico entre otras cosas, asimismo este estado deprimido puede presentarse durante el embarazo o en el postparto en las crisis del puerperio.

La duración habitual de este estado sin tratamiento es de entre seis y nueve meses.

Tratamiento Terapia Cognitiva

En primer lugar, es necesario saber que existe una salida a esta problemática y tener el animo de efectuar las consultas con su medico o bien con un psicologo o un psiquiatra.

El tratamiento para la depresión y los estados depresivos debe ser llevado a cabo por profesionales de la salud, ya sean psicólogos y/o psiquiatras.

Un tratamiento posible y de muy buenos resultados es la Terapia Cognitiva o Terapia  Conductual Cognitiva, la cual le enseña a la persona que está sufriendo, a examinar cuidadosamente sus propios procesos de pensamiento en el momento en que está deprimido, al mismo tiempo que debe reconocer errores en los mismos.

Varios de esos pensamientos son automáticos, lo cual dificulta la labor, ya que los pensamientos negativos, son casi naturales para la persona que atraviesa un estado depresivo, aun cuando este sea transitorio.

Lo que se debe realizar entonces, es una labor en donde la persona que está sufriendo esa crisis depresiva aprenda que los errores cognitivos pueden causar o incidir directa o indirectamente en la enfermedad; se pueden y deben modificar estos errores o equivocaciones, y reemplazarlas por otros nuevos pensamientos o valoraciones, las cuales deben poseer un tinte menos depresivo y, hasta tal vez  más realista.

La terapia deberá centrarse en la forma característica de cada persona de ver al mundo (esquemas cognitivos negativos), lo cual, generalmente, da lugar a determinadas equivocaciones, es por ello que pasa a formar parte de la vida diaria de quien sufre.

Es muy importante que el terapeuta y quien consulta, trabajen juntos, en equipo, para de ese modo poder ir descubriendo patrones de pensamiento erróneos y los esquemas subyacentes en donde se generan.

La Terapia Cognitiva Conductual Ayuda a las personas con depresión a que:

  • Aprendan a reemplazar los pensamientos negativos por ideas más positivas.
  • Frente a los estados depresivos desarrollen conductas y destrezas de afrontamiento más eficaces.

depresion, estado deprimido, tratamiento con hipnosis terapia breve en panico, fobias, depresion y psicosomaticas